Jaime I “El Conquistador”… o “El Follador”

jaume_i_conqueridorHemos hablado de los impotentes en lecciones anteriores… es hora de hablar de uno que fue potente, y tanto… Jaime I El Conquistador. En 1221 se casó con Leonor de Castilla. Tenía trece años. Al año siguiente, ya contaba con un hijo y, como si de los tiempos actuales se tratase, le duró poco: tres años más… y divorcio.

Damas de todo tipo pasaron por su lecho en las sucesivas primaveras: Elo Álvarez, Guillerma de Cabrera, Blanca de Antillón, y un largo etcétera de mujeres que le dio a nuestro amigo Jaime otro largo etcétera de hijos.

Después de sus años locos, (y jovencísimos, no lo olvidemos) el monarca se casó de nuevo con Violante de Hungría, a los 27 años. A ella le guardó fidelidad absoluta, entregado a colmarla sexualmente, a la vez que Violante se dedicaba en exclusiva a parir hijos, diez en total. ¡Toda una coneja campeona! Pero como lo bueno, si breve, dos veces bueno, la bella Violante murió repentinamente, la pobre. (No me extrañaría que estuviera agotada la desgraciada). El rey, que ya se había acostumbrado a la sosegada vida marital, rehizo su vida con Teresa Gil de Vidaure sin casarse con ella, como pareja de hecho. Engendraron dos hijos. Pero aquí viene otro “pero”: después de casi seis años de convivencia, la Teresa ésta se contagió de lepra y fue a retirarse a un convento hasta morir. Sigue leyendo

Cuando Hitler perdió un huevo, por la Señopork

Hitler_ShortsEl susodicho padecía “monorquidia”, es decir: le faltaba un huevo. Lo perdió cuando era soldado, herido de guerra en la Primera Guerra Mundial. La cosa no tenía por qué acarrear un problema de esterilidad; montones de hombres lo padecen y mantienen relaciones sexuales normales y su capacidad reproductiva es normal, al igual que hay mujeres que ovulan con un solo ovario, sin más complicaciones.

Pero es que Hitler era rarito, era depresivo, tímido y reservado. Tenía tal complejo, que huía de cualquier cosa que llevara faldas, y se mostraba cobarde y desprotegido, y mientras tanto se estaba cargando a miles de personas, lo que son las cosas, así, con un par de cojones… (metan aquí el icono sonriente, por eso del chiste). Sigue leyendo

Bienvenida a “Acantha”, nueva chica Choppedpork

Captura de pantalla 2015-04-29 a las 1.00.19Me han abierto un hueco. Irmana, MAYE y la Señopork me han dicho que pase, que la puerta de sexoychoppedpork está abierta para todas, que lo está desde que comenzaron hace ya años:

La Señopork: “Únete a nosotras… algún día os contaré cuál fue el primer acto feminista recogido en la historia”

MAYE: “¡Claro, cuantas más seamos, mejor, que yo con mi Santo y mis hijos no tengo casi tiempo para escribir!”

Irmana: “Tú pasa, hija, no seas plasta y no te hagas de rogar… que yo a las ñoñas, mientras escriban bien y se metan con los tíos, también las aguanto”.

Y aquí estoy. Para volcarme, para compartir los volcanes que tengo dentro. Para sacar afuera las soledades que no me dejan respirar por las noches. Entro en sexoychoppedpork cansada de apurar botellas de Rioja mientras me devoran los insomnios y las dudas, mientras el nudo del estómago se sube a la garganta, mientras apago la luz sin ni siquiera darme cuenta de que ahí fuera, hace mucho que se hizo de noche.

Nos leemos pronto. Con mis profundidades y mis huecos. Soy Acantha. Mi nombre significa “espina”.

Acantha

 

Tras el cinturón de castidad, otros inventos, por la Señopork

En la última lección hablamos de los cinturones de castidad y ahora toca hablar de otros inventos, también femeninos, que los tenemos incorporados a la vida moderna pero que seguro no sabemos ni de dónde vienen, por ejemplo:

medias11

Las medias de nailon: Un grupo de investigadores de la sociedad norteamericana Du Pont de Nemours habían descubierto el nailon en 1938. Ese mismo año nacerían las medias de dicho tejido, de la mano del doctor W. Carothers, prendas que revolucionaron al sector femenino de la sociedad en todo el mundo, aunque yo creo que los que se revolucionaron fueron los otros. Hasta 1945 no llegarían las primeras medias a Europa. Pero estas prendas no son tan originales. Existe un precedente en la época romana del siglo XVI, en la que las cintas que se liaban en las piernas se sustituyeron por un tipo de medias calzas. Sigue leyendo

Aquel cinturón de castidad… por la SEÑOPORK

imagesCAANKRQYExistió sí, un cinturón para que las mujeres no tuvieran posibilidad de engañar a sus maridos. Así, como os lo cuento. Mirad, el cinturón fue inventado en la Edad Media, traído a Italia desde Oriente. De ahí se extendió a toda Europa, sobre todo durante el Renacimiento, y al resto del mundo.

Era era conocido con el nombre de “cinturón de Venus” o “cinturón florentino”. Se trataba de un instrumento de uso exclusivo para señoras, una pieza de metal encargada de cubrir la “caja fuerte”. Tenía un pequeño orificio, supongo yo que para dejar salir el pipí, y se amarraba a la cintura con correas de cuero. Como si de otra de sus muchas propiedades se tratase, el caballero esposo se servía de estos aparatitos para cerrar con llave el tesoro de su señora cuando tenía que partir de viaje. Sigue leyendo