Tengo una amiga enamorada del amor…, por IRMANA

Tengo una amiga que está enamorada del amor. ¿Que qué es eso? Yo lo explico rápidamente. Una enamorada del amor es la típica persona que QUIERE tener una relación a toda costa. La típica que QUIERE novio. Sí o sí, y si no, también. Luego es posible que haga como la que no, que haga como la que passssa de relaciones serias, “no estaba buscando nada, pero chica, te pasa cuando menos buscas” (mentira cochina, porque tenía todos los sentidos, poros, fluidos y hormonas puestos en ello). Así que de pronto llega a su vida ÉL. Un muchacho muy normalito, ni guapo, ni feo… vamos que parece muy buena persona, algo tímido pa mi gusto, faltito de pelo, pero bueno, a estas alturas qué más da, con un curro psss aburridillo, de esos que es muy difícil de explicar, vamos… el muchacho es de buena familia, o eso creo, tiene dos amigos un poco pesados, vamos que no hay quien los aguante, pero yo por mi amiga lo hago, y el tío como que no es muy hablador, él, no el amigo, bueno, ninguno de los dos es que hablen demasiado… y luego están esas camisetas negras de ACDC que me trae, oye, que yo pienso que la gente se puede vestir como quiera, pero pasados los treinta, ese look… no sé yo cómo le gusta a mi amiga.. pero cada uno es como es. Ella dice que está ilusionada… en fin. Sigue leyendo

Los cornudos son como los niños con los Reyes Magos… se lo creen todo

Son igualitos. Lo reflexioné yo el otro día en el Carrefour. Iba un padre con su hijo de la mano, 5-6 años, vamos, que ya está criaíto el niño… y llevaban el carro lleno de juguetes. Y yo pensé: “Joder estos niños, con tal de creer en los Reyes, o miran pa otro lado y hacen como que no han visto o realmente son gilipollas.

Exactamente igualito que los cornudos.

Típica reunión de amigos o familia. Y uno salta: “Entonces, ¿quién le compra la wii a los ni…” Y se tapa la boca. Porque están delante. Ellos, los niños, ni se inmutan… como los cornudos cuando a un amigo del corneador se le escapa algo de una salida nocturna que no debe saberse. Siempre hay alguien que cambia de tema, en ambos casos. Sigue leyendo