¡Feliz Día Internacional del Orgasmo Femenino!

images2¡Que le den por culo al Día de la mujer trabajadora, al de las madres, al de San Valentín y al de Osteoporosis! Aquí lo único que importa es que hoy es el Día del Orgasmo Femenino.

Sí, existe tal onomástica. Con to nuestro coño que existe. Si hay Día Internacional contra los Ensayos Nucleares, del pensamiento scout o de la Madre Tierra, nuestro clítoris merece 24 horas enteras para él solito.

Y puestos a hablar del tema en plan serio os diré que no es cosa mía, sino de la Fundación Española del Corazón que es importantísimo tener orgasmos para protegernos de las enfermedades cardiovasculares, y si es con una copita de vino mientras follas, mucho mejor.

¿Y la que no tiene pareja? Pues joder, démosle al dedito, que lo tenemos para algo más que para sacarnos mocos, manejar nuestro móvil o probar la mayonesa.

Y eso que yo no soy partidaria de los “Días de…” porque el día de los Padres, por ejemplo, debe ser todo el año y no cuando me lo dice El Corte Inglés, pero ya que estamos aprovechemos este 8 de agosto para corrernos todas las veces que podamos, conmemoremos solas o acompañadas esta gran efemérides, antes de que cualquier multinacional la patrocine.

Yo pienso celebrarlo hoy teniendo un orgasmo, o múltiples, si hay suerte, porque me merezco una alegría. Pienso hacerlo porque es bueno para el cerebro, los huesos, las depresiones y el corazón, porque me siento bien conmigo misma, porque me lo dicen los médicos y mi ginecóloga y porque simplemente, me sale del coño.

IRMANA MOORERimages1

¿Por qué nos llaman pesadas y agobiadoras?

9130078-mano-de-mujer-apuntando-hacia-abajo-con-el-dedo-indice-aisladoAlto. Quieta. Para ahí. Levanta tu dedo índice del móvil. Estás a punto de desencadenar una hecatombe en la relación (es un decir) que tienes con ese tío que te escribe cada exis y con el que no tienes nada serio pero te gustaría… Sí, amiga, con tu dedo aniquilador estás al borde de un ataque de palabras, porque no sé por qué, pero las tías SIEMPRE ponemos demasiada información en la contestación de whatsapp, y eso es algo insoportable para ellos. Así somos, chicas, imposibles y pesadas. Agobiadoras al menor despiste. Unas descontroladas cuando se nos da un poco de vidilla… y eso, queridas mías, a los tíos NO LES GUSTA. Sí, alguna diréis:

– Pero bueno, Irmana, ¿y qué? que se joda el tío, queledenporculo.

Vale, tenéis un poco de razón, si se agobia por una frase un poco más larga, es un gilipollas. Pero todas estaremos de acuerdo en que queremos echar un polvo, ¿verdad? Sigue leyendo