Axioma número 2: Si un tío no te llama…

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 0 Flares ×

Si un tío no te llama, no le des más vueltas. Ni está muy liado en el trabajo, ni su padre sufre una enfermedad terminal, ni se ha dejado el móvil en casa. Si no te llama es que no tiene interés.

Es así, chicas. Y no lo digo yo, lo dice el 100% de tíos encuestados. De manual. Tampoco vamos a cambiar el mundo con este axioma, pero cuando llega la hora de la verdad, nos liamos a pensar y a poner excusas ajenas para poder darle sentido a una dolorosa verdad: que un tío pase de tí.

Carmen. 29 años. Se enrolló con Luis en una discoteca. 27 años. Se acostó con él esa noche. Ella es muy de hacer eso. Luego llegó el café de rigor, a la semana. Él era un poco perroflautero, ella normalita, muy de Stradivarius y loca por el cine. En el café hubo cierto feeling, eso le pareció… Él hizo planes en esa cita. Le dijo: podemos ir un día a ver tal peli, podemos el fin de semana tal que hay no sé qué hacer tal cosa… Y Carmen se vino arriba. Varios whatsapp y un fin de semana después ella le propuso ir a un festival de cortos. Él accedió. Guay. Echaron otro polvo del copón y ella pensó: en la cama, tela de bien, nos gusta el cine, me dijo de hacer en marzo que viene tal cosa… esto marcha. Las amigas le decían: ¿y si es el tuyo? ¿Y si es “él”? Hacían grupos en el chat para analizar juntas la evolución de esa relación incipiente, y a pesar de que Luis empezaba a hacer la técnica del Guadiana, Carmen seguía convencida de que ahí comenzaba algo. Ella no tenía hueco en la cabeza llena de pajaritos para pensar en la técnica del búho… osea, la que hacen los tíos con eso de girar 360 grados la cabeza para mirar para otro lado y si te he visto, no me acuerdo. Aunque haga planes contigo para el verano que viene, aunque te presente a mis amigos, aunque le hable a mi hermana de tí. Mientras Carmen, cuando le preguntaban si estaba con alguien, decía que “sssssí”.

Entonces un lunes no hubo mensajitos y ella pensó: está muy liado hoy… tiene curro por la tarde. Al día siguiente había Champions y entendió que no le cogiera el teléfono porque estaría en un bar con ruido, qué tonta, llamar un martes cuando juega el Madrid… Luego el miércoles se hizo la dura y no dio señales de vida. Claro, él tampoco… El jueves llegaba (cabrón y amenazante) y entonces Luis apareció. Carmen pensó, ya está, va a hacer planes conmigo para el finde. Se muere por verme, seguro. Voy a esperar a ver qué me plantea, aunque si no, yo ya he pensado que el sábado podemos ir a la fiesta de unos amigos, aunque antes le haré una cena en casa para bebernos el vino del que le hablé, y el domingo cuando amanezcamos abrazados le diré que nos lleguemos al mercado de artesanía, que a él le encanta ese rollo. E igual volvemos a mi cama y nos dan las mil hasta que caiga la noche. E incluso si hay fútbol, le diré que no me importa que lo vea en casa que tengo el Plus. Carmen leyó el mensaje con avidez y se le congeló la sonrisa un poco, sólo un poco. “Hola wapita, qtal? Ufff, q movidas tengo en casa, ya te contaré… no sé si voy a poder quedar est find. Oye vist la peli aquella? Tgusto? Ya me cuentas ;)”.

Carmen leyó el mensaje otra vez más. Tuvo la tentación de soltar un “¿viste la peli? tu puta madre vio la peli”. Pero releyó de nuevo. La segunda lectura le reveló otra perspectiva. “Jo, se acuerda de la peli que le dije, me ha llamado wapita, como a mi me encanta, se sincera conmigo de sus problemas, habla en futuro…”

       45 lecturas del mensaje después a Carmen se le había pasado en mosqueo inicial. Chascó la lengua y se dijo: “Pobre, la que tiene que tener liada en casa. Como él dice, ya me contará...” Y miró la cartelera a ver qué peli podía ver con Fátima, su amiga, la que está separada y ávida de planes un viernes por la noche. Ojalá Carmen hubiese leído antes este axioma número dos.

IRMANA MOORER

11 pensamientos en “Axioma número 2: Si un tío no te llama…

  1. joer cuantas veces he echado horas con las amigas analizando mensajes , y justificandp TODO , la verdad que cuando asumamos qesa gran verdad , que si no llaman es que no tienen interes y punto , nos ahorraremos mucho tiempo y quebraderos de cabeza , aumque esta la otra parte , la de ” si no le intereso , por que sigue en contacto conmigo y se molesta en saber cosas de mi , y hacer planes” y aho nos tienen pilladas. aggggg

    • Nubeeee. Es cierto, el problema es que los búhos SIEMPRE vuelven. Son como el perro del Hortelano… acaban apareciendo en tu vida meses después, te dan el toquecito mágico para que no te vayas muy lejos, y al final, nosotras picamos, ayyyyyyy

  2. Los axiomas estan bien, pero no se puede generalizar! Tony tiene razon, sois unas pavas, pero nosotros nos las traemos tambièn. Muchas veces no queremos asumir que nos habéis cazao y hacemos eso del buho. Sois grandes, chicas.

  3. Está claro, si no llama, no quiere, cuando lo aprendí me empecé a ahorrar muchos quebraderos de cabeza, hasta que un día me pasó de nuevo, lo asumí y resultó que era la excepción que confirmaba la regla: Estaba esperando a que llamara yo para no parecer un psicópata. Me jodio todas mis teorías y tuve que volver a analizar cada situación. Jeje

  4. Si, pavas somos un rato, pero ellos unos listos, que a pesar de no gustarte ahí siguen. Un poquito mas de sinceridad, y no necesitaríamos ni axiomas, ni encajes de bolillos…… En el fondo es un juego, y hay que saber las reglas!!

  5. Irmana, tienes más razón que un santo, ¡pero qué ilusas! y lo peor es preguntar a tus amigas ¿y a tí que te parece, tú también piensas que le gusto? y ellas te responden que claro, que hay señales. Joer con las señales, podemos iluminar la Gran Vía. Conclusión, tú y tus amigas, unas pavas (te copio la palabra Tony Montana, que hacía mucho que no la oía)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>