¿Por qué queremos ser siempre lo que no somos?

DSC_0580Somos así. Lo ponemos todo del revés, con tanta insatisfacción.

Nos gustan los malotes, porque creemos que seremos nosotras las que los cambiaremos, las que vamos a convertirlos en chicos buenos… claro que también pasa lo otro: que nos gustan los chicos buenos porque pensamos que los cambiaremos y los convertiremos en hombres arriesgados, locos, osados, vertiginosos…

Cuando somos jóvenes nos gustan los hombres mayores. Cuando nos hacemos mayores nos gustan los chicos jóvenes.

Ansiamos ser madres cuando no lo somos, o cuando vemos que no lo seremos. Y cuando llevamos a nuestro hijo de la mano soñamos con todas esas cosas que haríamos si no estuviera ahí. Sigue leyendo

Putas inseguridades… por Acantha

DSC_1012

Te devora.

La inseguridad.

Crece con los años.

La muy hija de puta.
Crece, al mismo ritmo que tu fuerza para reponerte de los golpes.

 

Es curioso este fenómeno de la naturaleza femenina:

eres cada vez más capaz de afrontar los palos,

te recuperas asombrosa y rápidamente de las decepciones

         (tal vez porque has hecho callo, tal vez porque te las esperas

         antes, mucho antes de que ocurran)

Te recuperas, digo, de las hostias del amor pero,

sin saber por qué, el tiempo y el tío pasan

y llega otro,

y vuelves a sentir de nuevo,

a sufrir ESO.

vuelves a mirar la pantalla del tonto móvil

y vuelves a sonreír, idiota tú, aunque afuera llueva.

 

Vuelves sí,

a caer en la absurda química de los amores incipientes

y aunque sabes lo que es,

aunque sabes lo que viene

padeces, masticas el momento casi como si fuera el primero.

 

Y te desesperas

porque ahí llega la inseguridad, hija de puta.

Para revolverte las jodidas entrañas

y enredártelas de dudas.

Para devorarte

porque el tiempo te ha hecho fuerte para el post

pero infantil, absurda y miedica en el pre.

 

ACANTHA

Bienvenida a “Acantha”, nueva chica Choppedpork

Captura de pantalla 2015-04-29 a las 1.00.19Me han abierto un hueco. Irmana, MAYE y la Señopork me han dicho que pase, que la puerta de sexoychoppedpork está abierta para todas, que lo está desde que comenzaron hace ya años:

La Señopork: “Únete a nosotras… algún día os contaré cuál fue el primer acto feminista recogido en la historia”

MAYE: “¡Claro, cuantas más seamos, mejor, que yo con mi Santo y mis hijos no tengo casi tiempo para escribir!”

Irmana: “Tú pasa, hija, no seas plasta y no te hagas de rogar… que yo a las ñoñas, mientras escriban bien y se metan con los tíos, también las aguanto”.

Y aquí estoy. Para volcarme, para compartir los volcanes que tengo dentro. Para sacar afuera las soledades que no me dejan respirar por las noches. Entro en sexoychoppedpork cansada de apurar botellas de Rioja mientras me devoran los insomnios y las dudas, mientras el nudo del estómago se sube a la garganta, mientras apago la luz sin ni siquiera darme cuenta de que ahí fuera, hace mucho que se hizo de noche.

Nos leemos pronto. Con mis profundidades y mis huecos. Soy Acantha. Mi nombre significa “espina”.

Acantha